submit2
Inicio / Se despidió rápido

general      21-11-2021
Se despidió rápido
imagen

Central Córdoba cayó como local 2 a 0 frente a Sportivo Italiano y quedó eliminado del torneo Reducido por el segundo ascenso.

Lamentablemente el Charrúa jugará otro año más en la Primera C. Poco pesó el supuesto favoritismo que para este duelo le podía dar la localía y la chapa de haber terminado tercero en la tabla general, enfrentando además a un rival que en los papeles no era de los más complicados.

Pero, en líneas generales, hoy estuvo bien que Córdoba se quede afuera. El resultado terminó ajustándose a la realidad de un partido que fue mediamente parejo, salvo en dos jugadas decisivas en las que se cometieron errores imperdonables para estas instancias.

El primero de ellos se dio en el amanecer del cotejo, cuando Gonzalo Gómez (hoy de los pocos aprobados) metió una hermosa pelota en profundidad para Fabricio Lovotti, que en lugar de jugar el pase adentro para un Juan Manuel Cobelli que tenía todo el arco a disposición, decidió rematar al bulto y hacer lucir al arquero Centeno.

La otra jugada clave, ya en el complemento, fue el primer gol visitante. Ignacio Bogino intentó salir jugando, como lo hizo durante toda la temporada, y esta vez falló. Mazza no perdonó el error, desbordó y envió un centro que terminó capturando Cabrera para disparar mordido y poner la pelota junto al palo.

Tras ese gol los Azules mostraron cierta reacción y tuvieron algunas aproximaciones, pero duró poco. Es que a los 30’ Robaldo, partiendo desde una posición que pareció offside, se fue mano a mano con Giroldi y definió de emboquillada. En esa acción se terminó el partido.

Ahora arranca un período de tiempo en el que habrá que pensar fríamente los pasos a seguir. Se deberá evaluar lo hecho y analizar si, con lo que hay, se logró más o menos de lo exigible.

Desde aquí siempre hemos sostenido que no puede despreciarse la campaña que Córdoba hizo en este 2021. No es fácil terminar tercero en la tabla general con un plantel que lejos está de los grandes presupuestos de la categoría. Pero también es cierto, por otro lado, que las formas no siempre convencieron y que en los momentos clave (la definición del Apertura y hoy) el equipo no estuvo a la altura.

A la hora de decidir continuidades y depuraciones será bueno tener memoria y no cometer los mismos errores del pasado. A no repetir la historia de 2018, cuando en la fiebre de la derrota post J.J. Urquiza se despreció a un plantel y cuerpo técnico que habían sumado 73 puntos y finalizado segundos en la tabla.

No hay que seguir ese ejemplo, el de Laferrere, que año a año derrumba y vuelve a construir para encontrarse otra vez con un fracaso. Mejor mirar a CADU y Argentino de Quilmes, que tras quedar en las puertas del ascenso apostaron por ratificar la confianza a quienes habían hecho un buen trabajo.

Ni arrancar de cero, ni dejar todo como está. Hay muchas virtudes que deben mantenerse y hay falencias evidentes que se tienen que corregir. A no volverse locos.

Alejandro López Vega