submit2
Inicio / Con las manos vacías

general      24-10-2021
Con las manos vacías
imagen

Central Córdoba cayó 2 a 0 en su visita a Claypole y no pudo asegurar matemáticamente su lugar en el Reducido. Juan Cruz Iglesias y Emanuel Díaz, de penal, marcaron los goles. 

 En el marco de una fecha con resultados favorables, en la que varios de los perseguidores en la tabla general habían dejado puntos en el camino, el Charrúa no pudo aprovechar la chance de sumar las unidades necesarias que le permitan poner un pie en el Reducido y la Copa Argentina, y encarar el desenlace del Clausura con algo más de tranquilidad.  

Y eso que la tarde arrancó con buenas sensaciones, ya que en los 45 minutos iniciales los Azules se impusieron en el trámite y dominaron balón y terreno. En ese contexto, fueron varias las chances de peligro en las que el arquero Libares fue determinante para mantener el cero en el arco local: un disparo de Alegre enviado al córner; un zurdazo de Bracco tras una gran jugada individual y una linda acción colectiva entre Saucedo y Bracco que culminó con un remate de Vizcarra. 

El local, por su parte, había exigido a Giroldi con un intento lejano de González y un cabezazo de Ordoñez. 

El complemento tuvo en su inicio una tónica similar, con un Córdoba protagonista que tuvo en los pies de Cobelli la más clara, pero otra vez fue el guardavalla local el que ganó el duelo. 

Y cuando nada hacía prever un golpe de Claypole, llegó una jugada discutida en la que se reclamó primero falta sobre Bracco y luego posición adelantada de Iglesias, quien se escapó por la derecha y sacó un remate que venció la resistencia de Giroldi. 

El gol en contra fue un baldazo de agua fría del que el Charrúa jamás pudo recuperarse. Los treinta minutos posteriores fueron de lucha, imprecisiones y apuro, y sólo quedó lugar para el segundo tanto, con una ejecución desde los doce pasos de Díaz. 

La derrota no complica las chances de clasificación, pero acerca a los perseguidores más inmediatos y obliga a sacar cinco unidades de acá al final para no depender de nadie. El Reducido y la Copa Argentina son prácticamente un hecho; mientras más rápido se consiga el pasaje, más descansado podrá llegar el equipo a la etapa de definición. 

Alejandro López Vega