submit2
Inicio / No lo pudo sostener

general      10-10-2021
No lo pudo sostener
imagen

 

Central Córdoba jugó un gran primer tiempo ante el líder Ituzaingó y consiguió la ventaja a través de Juan Manuel Cobelli, pero en el complemento la visita lo emparejó con gol de Soria. 

Hoy al Charrúa verdaderamente se le escaparon dos puntos. Es que, en el balance del partido, fue sin dudas superior a su rival. Teniendo en cuenta una etapa inicial de dominio absoluto en la que encontró la diferencia y un segundo tiempo de relativa paridad, el pitazo final dejó un sabor amargo en el Gabino Sosa. 

En el análisis no puede soslayarse que enfrente estaba nada menos que el puntero del torneo, un Ituzaingó que venía de tres triunfos consecutivos y que, de ganar, le podía sacar seis unidades de ventaja a sus perseguidores. 

Por estos factores es que debe destacarse lo hecho por el equipo que conduce Juan Rossi, que en los 45 minutos iniciales maniató a su rival y lo redujo a una imagen pobrísima. Para eso fue esencial el gran trabajo de presión, impidiéndole al León Verde mantener la pelota más de un puñado de segundos en cada recuperación.  

Córdoba avisó ya en el arranque con un gran pase de Bautista Carrera, uno de los destacados de la tarde, para la definición del Chino Vizcarra, pero el juez de línea levantó insólitamente la bandera ante un offside inexistente. Luego lo tuvo Maximiliano Saucedo con un zurdazo al primer palo que despejó el arquero Figueroa. 

Hasta que a los 24’ llegó una combinación entre Saucedo y Vizcarra que derivó en Juan Manuel Cobelli, quien la tomó en la puerta del área, giró y sacó un remate esquinado e inatajable para abrir el marcador. 

La ventaja pudo ampliarse a través de una acción de pelota parada en la que ejecutó Lucas Bracco, la peinó Vizcarra y, rebote mediante en el defensor visitante Nebot, la llegó a sacar Figueroa. 

La única acción de peligro para Ituzaingó en ese primer tiempo fue nada menos que un penal. A los 41’, un pelotazo lejano encontró mal parada a la defensa charrúa y obligó a Killer a cruzar a Miranda Moreira cuando se dirigía al gol. De la ejecución se hizo cargo el propio delantero, con un disparo que se estrelló en la base del palo derecho de Giroldi. 

El complemento tuvo una tónica completamente distinta. Es que Córdoba ya no tuvo, o quizás no pudo mantener, la voracidad a la hora de presionar y la lucidez para manejar el balón una vez recuperado. El cansancio, la conformidad con el resultado y el cambio de postura del rival son factores que seguramente influyeron. 

Lo concreto es que el Verde ganó posesión y dominio territorial, empezó a imponerse en las pelotas divididas y generó sus chances. Primero avisó a través de un tiro libre de Soria que Giroldi llegó a rozar cuando se colaba en el ángulo. Y a los 18’ llegó un centro desde la derecha que encontró la cabeza del propio Soria para igualar las acciones. 

Con el empate llegaron las variantes y el Charrúa intentó recuperar el dominio, pero ya sin la imaginación ni la paciencia para generar fisuras en el rival. No obstante estuvo cerca del segundo con un córner de Agustín Musso que, previo rebote en un defensor, fue salvado en la línea por el arquero. 

Y la última de peligro la tuvo Ituzaingó en los pies de Miranda Moreira, con un zurdazo tremendo que Giroldi rechazó de gran manera. 

Está claro que el punto no dejó conforme a nadie en Central Córdoba, ya que se hicieron méritos suficientes para lograr la victoria y mantener vivas las chances de pelear el Clausura. Pero los buenos ratos de fútbol deben ilusionar de cara al Reducido. Hoy quedó claro, ante el líder del torneo, que hay con qué. 

Alejandro López Vega