submit2
Inicio / Hizo los deberes

general      26-09-2021
Hizo los deberes
imagen

Sin sobrarle nada, Central Córdoba se impuso 1 a 0 a Leandro N. Alem en el Gabino Sosa y volvió a la victoria tras cinco fechas. Fabricio Lovotti fue el gran protagonista de la tarde: gol y expulsión, ambas en el arranque del partido. 

 Lo necesitaba como el agua. El Charrúa acumulaba una racha negativa de varias semanas sin conocer el triunfo desde aquel 2 a 0 visitando a El Porvenir del 17 de agosto pasado. Las jornadas iban pasando y los rivales en la tabla acumulada empezaban a acercarse peligrosamente. Por eso la importancia de dejar los tres puntos en Rosario. 

Y pese a lo que podía pensarse en la previa, que enfrente esté uno de los peores equipos de la divisional no facilitó el trámite. Es que las circunstancias del partido complicaron una historia que había arrancado muy favorable: a los 7’ Bautista Carrera envió un centro que Lucas Bracco bajó de gran manera para dejar a Fabricio Lovotti de cara al arco y permitirle definir con un derechazo junto al palo. 

Con esa diferencia y unos minutos iniciales de dominio, daba la impresión de ser un cotejo que podría sacarse adelante sin sobresaltos. Pero sobre los 14’ Lovotti se ganó una amarilla por supuesta simulación en el área y, tras algunas protestas, el árbitro Sebastián Habib terminó agravando la sanción disciplinaria con una roja. 

Esto sin dudas marcó un quiebre en el desarrollo, ya que los Azules jamás pudieron recuperar esa superioridad inicial. Sin embargo Alem mostró enormes deficiencias a la hora de crear situaciones de peligro y apenas inquietó con un disparo de Piris que sacó Giroldi.  

Y cuando ya moría la primera etapa Gonzalo Gómez capturó un rebote tras un tiro de esquina visitante y recorrió 60 metros con la pelota, dejando en el camino a Fratto y obligándolo a una falta en la puerta del área. Esto le valió la roja directa por impedir una situación manifiesta de gol, y restableció la paridad numérica en el campo. 

El complemento tuvo menos ritmo, quizás en parte por el calor, pero también porque Córdoba se conformó con la ventaja y ya no tuvo la ambición que había mostrado estando once contra once. Rossi fue moviendo fichas y tampoco encontró grandes soluciones desde el banco, por lo que cedió la iniciativa a un Lechero que dejó claro por qué es de lo más flojo del torneo. Los dirigidos por Fabregat manejaron la pelota gran parte del segundo tiempo y apenas inquietaron en un par de ocasiones con remates lejanos. 

El triunfo vale mucho porque corta la racha negativa y permite estirar a diez unidades la ventaja respecto de los equipos que buscan ingresar a la zona de Reducido. Y también porque servirá como envión anímico para encarar una seguidilla tremenda ante cuatro de los mejores conjuntos del certamen. La primera de esas finales será la semana que viene ante Argentino de Merlo. 

Alejandro López Vega 

Foto: CharruaSoy