submit2
Inicio / No alcanzó

general      17-07-2021
No alcanzó
imagen

Central Córdoba le ganó 1 a 0 a Victoriano Arenas con gol de penal de Paulo Killer, pero finalizó el torneo Apertura en el segundo lugar por la victoria de Dock Sud. Los dirigidos por Juan Rossi cerraron una gran campaña, superando ampliamente las expectativas. 

 

 No hubo batacazo ni milagro. El Charrúa hizo, en parte, los deberes en la fecha final, aunque el festejo terminó siendo para Dock Sud a partir de su victoria frente a Ituzaingó.  

Del duelo de hoy poco se necesita analizar. Sólo basta con decir que fue claramente superado en el primer tiempo, otra vez en función de un planteo timorato e incompatible con la necesidad de ganar, y que se fue al entretiempo con el arco en cero sólo por la actuación de Giroldi y la falta de efectividad rival. 

En el complemento la postura fue un poco más ofensiva, encontrando algunas chances con remates de Gómez y Ferrari, y consiguiendo la ventaja con un penal cobrado por mano dentro del área, que Paulo Killer se encargó de cambiar por gol. 

Es indiscutible que el pitazo final dejó cierta desazón, pero no hay que perder la perspectiva a la hora de analizar esta campaña. A no olvidar que el cuerpo técnico llegó de emergencia y sobre la hora, cuando todos los candidatos a los que se fue a buscar respondieron que no, y que el plantel se armó también con el apuro de un torneo que comenzó antes de lo que en Barrio Tablada imaginaban. 

Y en ese contexto se hizo un torneo bárbaro, finalizando en el segundo lugar y mostrando méritos enormes. El principal de ellos fue una suficiencia defensiva inédita para el club, logrando en un mismo campeonato la primera y la tercera marca histórica de minutos sin recibir goles, con 16 vallas invictas en 18 partidos. 

Pero también quedará en el recuerdo la oportunidad desperdiciada. Y acá no hay que buscar factores externos: no hay arbitrajes ni “manos negras” de las que agarrarse para bajarle el precio a la frustración. El título se escapó por no saber (y a veces no querer) arriesgar un poquito más en los momentos clave. Este Central Córdoba cometió el pecado de no tener audacia, y lamentablemente le salió caro. 

Alejandro López Vega 

Foto: Juanjo Cavalcante