submit2
Inicio / Ahora empecemos de cero

general      17-01-2021
Ahora empecemos de cero
imagen

Central Córdoba cerró su participación en el mini torneo de la Primera C con una derrota por 2 a 0 ante Ituzaingó en el Gabino Sosa, resultado que le permitió a la visita quedarse con el primer puesto de la zona y clasificar al Reducido. Rodrigo Soria y Brian Risso Patrón, de penal, marcaron los tantos.

 La despedida del Charrúa estuvo a la altura de las anteriores presentaciones. Volvió a mostrar la falta de ideas, de creatividad y de jerarquía que ya habíamos visto, por ejemplo, ante San Martín de Burzaco y Berazategui. Para colmo, a las falencias propias se sumó un gol tempranero de tiro libre de Soria que complicó el panorama e hizo que el trámite sea aún más cuesta arriba. 

No fue sorpresa la deficiencia a la hora de manejar la pelota, hoy apostando otra vez por un mediocampo con dos volantes centrales de quite y pocas luces a la hora de distribuir, y con pobrísimos rendimientos de quienes fueron novedad por las bandas: Treppo y Raimondo. En ataque apenas se pueden destacar las ganas y el empuje de un Lovotti que es víctima de la falta de compañía; en tanto que el sostenimiento del Tate Lescano en el once inicial ya no tiene justificación.

En la faceta defensiva no se puede reprochar demasiado. Más allá de un comienzo en el que Ituzaingó generó un par de situaciones de peligro desde la izquierda de su ataque, prácticamente no hubo sobresaltos. Tanto es así que los goles llegaron desde un tiro libre y un penal, ambos producto de fallos arbitrales discutibles. 

 

En el complemento se insinuó una leve mejoría con el ingreso de Lucas Bracco, que a falta de verdaderos conductores de equipo, resulta casi indispensable en este Central Córdoba. De todas formas, esa alza en el rendimiento apenas duró mientras Ituzaingó no se percató de que necesitaba un gol más para asegurar su clasificación. Cuando esto sucedió, volvió a tomar las riendas del partido y el intento de reacción del Matador se diluyó. 

Mucho hemos hablado aquí de las decisiones inentendibles de Marcelo Vaquero. Y hoy sumó una más. A los 11’ del segundo tiempo, el DT mandó a la cancha a Estanislao Ferrero, cuya posición es la de centrodelantero, y lo ubicó de volante por izquierda. Allí tuvo dos intervenciones relevantes: la primera fue un precioso pase en profundidad para Lovotti, que mano a mano con el arquero visitante no pudo definir; y la segunda fue en la jugada del penal, en la que le ganaron la espalda para enviar el centro que después desembocó en la infracción. Entera responsabilidad del entrenador, ubicando a un futbolista en un puesto antinatural y, finalmente, pagando las consecuencias de la lógica falta de oficio. 

Afortunadamente se terminó este torneo para el olvido. Ahora es momento de balances y decisiones. Lo positivo es que, quien sea que se encargue de darle forma al nuevo plantel, podrá arrancar de cero ya que la gran mayoría de estos futbolistas finalizaron su vínculo esta misma tarde. Menos mal. 

Alejandro López Vega 

Foto: Juanjo Cavalcante