submit2
Inicio / Apareció el equipo

general      11-02-2020
Apareció el equipo
imagen

Central Córdoba mostró su mejor versión en la era Bustos Montoya y, con un segundo tiempo arrasador, goleó a El Porvenir 4 a 0 como visitante. Musso, Yassogna, Saucedo y Ferrari marcaron los goles.

Difícil imaginar mejor ocasión para meter una victoria así. Justo cuando las papas quemaban, cuando empezaban a sonar con fuerza los cuestionamientos al DT y la visita a Gerli aparecía, quizás, como una última chance, apareció el funcionamiento colectivo y los rendimientos individuales que tanto habían brillado por su ausencia.

Es que hoy el Charrúa redondeó una tarde casi sin fisuras. En todas sus líneas exhibió actuaciones merecedoras de aprobado e incluso encontró soluciones en las apuestas del entrenador, como fueron Pignani y Herrera, que pese a la falta de continuidad cumplieron con creces.

El trámite del primer tiempo había mostrado, en líneas generales, paridad entre los dos equipos. Con un Porve que arrancó algo mejor y pudo abrir la cuenta a través de Tarazona y un zurdazo junto al palo que exigió a Giroldi, y un Córdoba que contó con una media vuelta de Herrera algo desviada.

La diferencia, entonces, estuvo en el pie zurdo de Agustín Musso, que sigue mostrando esa tendencia de mejoría en cada partido con respecto al anterior. Cuando promediaba la etapa inicial, el volante central charrúa se hizo cargo de un tiro libre a treinta metros del arco para clavarla en el ángulo y cortar con una sequía de festejos que ya rondaba los 400 minutos. Por si fuera poco, instantes después le puso la pelota en la cabeza a Paulo Killer, que definió al palo.

Pasados esos momentos de atosigamiento sobre la valla local, el desarrollo volvió a emparejarse y ninguno de los dos equipos pudo hacer demasiado para modificar el marcador.

Pero en el complemento la historia fue otra. Desde el pitazo inicial Córdoba se impuso y llevó por delante a su rival, generando una cantidad enorme de situaciones de riesgo. Una chilena de Killer y un cabezazo de Yassogna desviados a puro reflejo por el arquero Ammaturo fueron el aviso de lo que estaba por venir: tres goles en diez minutos.

Primero con una gran jugada individual de Lescano, definición de Herrera despejada en la línea y arremetida de Yassogna para marcar el 2 a 0. Instantes después llegó una habilitación de Ferrari para que Saucedo, rematando al primer palo, marque su primer gol con la camiseta charrúa. Y para cerrar la historia, a los 29’ el ingresado Trejo desbordó y le sirvió el gol a Toto Ferrari, que definió de emboquillada.

Los últimos quince minutos estuvieron de más. El Porvenir, destrozado anímica y futbolísticamente, no pudo más que rogar que el tiempo se consuma; mientras que el Charrúa, más allá de crear un par de chances, sacó el pie del acelerador y se dedicó a administrar esfuerzos.

Así se cerró el que fue, sin lugar a dudas, el mejor partido de la era Bustos Montoya. Tamaña actuación seguramente sirva para calmar las aguas e inyectar tranquilidad y optimismo en el día a día de Barrio Tablada; pero a no relajarse, la obligación ahora se trasladará al Gabino Sosa, donde Córdoba necesita empezar a hacerse fuerte de una vez por todas.

 

Alejandro López Vega

Foto: @F5Deportivo (Twitter)