submit2
Inicio / Cierre con gusto a poco

general      07-12-2019
Cierre con gusto a poco
imagen

Central Córdoba finalizó su participación en este año con una derrota como local ante Cañuelas por 1 a 0, lo que le permitió al Tambero quedarse con el torneo Apertura. Los dirigidos por Eduardo Bustos Montoya culminan, de esta manera, un campeonato marcado por los altibajos.

El trámite del partido y la caída por la mínima diferencia ante Cañuelas quedarán rápidamente en el olvido. Sólo puede destacarse que el desarrollo de los 90 minutos no mostró diferencias entre el equipo campeón y una tímida versión del Charrúa. No hubo mucho más que un par de aproximaciones por lado: Yassogna, definiendo increíblemente por arriba dentro del área, y un centro-arco que despejó Giroldi con ayuda del travesaño fueron lo más claro.

La diferencia estuvo en que la visita golpeó en el momento justo. Precisamente cuando Laferrere lograba el gol que lo ponía como puntero, y Cañuelas llevaba varios minutos paralizado ante los nervios y la ansiedad, una corajeada del central Maidana y varios errores defensivos encadenados le permitieron a Facundo Kruger marcar el gol de la victoria.

Pero el pitazo final de Franco Acita no sólo le dio el título a Cañuelas, también abrió la etapa de análisis y balances de un 2019 que no dejó grandes huellas en Barrio Tablada. Apenas la producción en Copa Santa Fe y algunos pocos momentos relevantes en la Primera C quedarán como hechos destacados, en un año que sin dudas puede definirse como de transición.

El andar del equipo claramente fue de mayor a menor. En la previa del torneo nadie podía pretender que este plantel, con amplia mayoría de juveniles, un DT debutante y un presupuesto acotado, fuera protagonista. No obstante, una primera mitad de campeonato con resultados aceptables e incluso menos puntos que los merecidos, invitó a soñar con algo más. Finalmente, el transcurso de las fechas fue poniendo a Córdoba en un lugar lógico en función de los recursos con los que cuenta.

Por eso ahora será un buen momento para pensar el camino a seguir. No se hizo todo mal, ni mucho menos. Hay ciertas bases sobre las que construir y están bastante claras las cuestiones a mejorar. Varios juveniles cuentan ya con un semestre de experiencia en la categoría y de a poco empiezan a mostrar aptitudes. A su vez, será clave recuperar las mejores versiones de Lucas Lazo, Cristian Yassogna y Lucio Cereseto, futbolistas de jerarquía y con pruebas recientes de estar a la altura del Club.

Por último, si la idea es potenciar al equipo, los dos cupos de refuerzos deberán ser usados con precisión quirúrgica. Las falencias defensivas y la falta de creatividad de mitad de cancha en adelante son las carencias más evidentes de este plantel.

No se está tan lejos, la brecha entre esta campaña de mitad de tabla y los equipos que pelearon el título es mínima. Será cuestión de agudizar el ingenio y no tomar decisiones apresuradas.

 

Alejandro López Vega

Foto: CharrúaSoy