submit2
Inicio / A la Copa, Matadores!

general      28-01-2018
A la Copa, Matadores!
imagen

Central Córdoba dio vuelta un partido complicadísimo ante Dock Sud en el Gabino Sosa y se clasificó para jugar la próxima edición de la Copa Argentina. Cristian Yassogna, en dos oportunidades, marcó los tantos charrúas; mientras que Alcides Miranda Moreira había abierto la cuenta para la visita.

Ganar o ganar. Esa era la premisa. Ya en la previa se percibía el clima de final que tenía el duelo de esta tarde, y el desarrollo estuvo a la altura de esa expectativa. Córdoba y Dock Sud no sólo se jugaban mano a mano la posibilidad de anotarse en la Copa Argentina, también pujaban por ocupar los primeros puestos de la tabla y mantener viva la ilusión de ascenso.

La etapa inicial fue de mucho estudio entre ambos equipos. A los dirigidos por Ariel Cuffaro Russo, aun habiendo sido levemente superiores, les costó tener profundidad y llegar con claridad a los metros finales. Las más claras llegaron por arriba, con dos cabezazos de Alfredo Resler que salieron apenas desviados, y con una contra vertiginosa que terminó con un frentazo de Lucas Lazo que increíblemente no tuvo destino de red.

La visita, por su parte, no salió a especular y buscó lastimar sobre todo a partir del desequilibrio individual del delantero Matías Mena, que en esos primeros 45 minutos fue lo más destacado del Darsenero.

En el complemento llegaron las emociones. A los 14’, Miranda Moreira, que arrancó desde una posición muy dudosa, aprovechó un pase en profundidad y se internó en el área para sacar un derechazo junto al palo y festejar la apertura del marcador.

El gol en contra pareció ser el cachetazo que el Charrúa necesitaba para meterse definitivamente en partido. Ya con César Delgado en cancha, llegó una ráfaga que culminó con la remontada en el resultado.

A los 18’, el arquero Budiño salió muy lejos a cortar un centro y dejó la pelota servida para el Pato Sánchez, que remató y permitió a Cristian Yassogna desviarla y clavar el empate. Un par de minutos después apareció otra vez Chiqui Yassogna, aprovechando un quedo de la defensa y el arquero visitante para definir con clase, por encima de Budiño y poner a los azules en ventaja.

Con la diferencia a favor, la premisa era aguantar la pelota y dejar pasar el tiempo. Y en ese juego, el destacado fue sin lugar a dudas el Chelito Delgado, que hizo gala de toda su jerarquía y experiencia, e hizo levantar a la gente en cada una de sus intervenciones.

De esta manera llegó el final del partido, y con él, el desahogo. Córdoba consiguió el primer gran objetivo trazado en esta temporada, nada más ni nada menos que la clasificación a la Copa Argentina. Y no es lo único, también demostró mantenerse en el mismo nivel que tuvo a finales del año pasado; a la vez que se sacó de encima a uno de los equipos más complicados que han venido a Rosario. ¿Cómo no ilusionarse?

 

Alejandro López Vega

Foto: Federico Rosolani – Rosario Nuestro