submit2
Inicio / Con las manos vacías

general      06-11-2017
Con las manos vacías
imagen

Pese a ser claramente superior a Cañuelas, Córdoba pagó caro los errores defensivos y la falta de contundencia y no pudo siquiera rescatar un punto. Fue derrota 2 a 1 gracias a los goles Cristian Soria para la visita y César Delgado, de penal, para los azules.

El duelo de esta tarde en el Gabino Sosa fue prácticamente un calco de aquella derrota 2 a 1 ante Sportivo Italiano por la fecha 7 del torneo. Un Charrúa enormemente superior en el trámite, que de a ratos apabulló a su rival a fuerza de buenas conexiones, sucesiones de pases y profundidad; pero que falló en los momentos claves y terminó sufriendo a partir de desinteligencias en el fondo.

Los primeros 30 minutos fueron de lo mejor que ha mostrado el equipo en el campeonato. Con una presión alta en la salida de Cañuelas que fue clave a la hora de recuperar la pelota, y con mucho criterio y agresividad a la hora del manejo en ofensiva, Córdoba superó con claridad a su rival y mereció la apertura del marcador.

Un disparo de Federico Ferrari desde el borde del área, un tiro libre de Damián Ledesma y un cabezazo de Diego Migueles fueron lo más claro de la etapa inicial, que terminó con ventaja visitante por el gol de Soria a los 32’. Los dirigidos por Diego Martínez aprovecharon un defectuoso cambio de frente de Ledesma para desbordar por la derecha y enviar un centro al área que encontró solo al delantero para marcar. Y esa diferencia pudo estirarse cuando, sobre el final, otra desconcentración defensiva dejó a Gastón Grecco mano a mano con Ojeda, que resolvió bien.

El comienzo del complemento mostró a un Matador mucho más aplacado, carente de esa agresividad que había tenido en el primer tiempo. Atento a esto, Ariel Cuffaro Russo movió piezas y mandó a la cancha a César Delgado, que una vez más mostró una diferencia de jerarquía abismal con respecto a compañeros y rivales. Con el Chelito de abanderado, los azules volvieron a generar varias situaciones de riesgo, pero sin lograr vencer la resistencia del arquero Moyano.

Para colmo, en una jugada aislada Renzo Funes se resbaló en la mitad de la cancha y permitió que Cañuelas encuentre mal parado al fondo charrúa, lo que culminó con el segundo gol de Cristian Soria.

Ya sobre el final llegó el penal sobre Lalo Pérez y la ejecución de Delgado para descontar. Y luego, cuando ya se jugaba tiempo de descuento, todo el estadio reclamó una nueva falta dentro del área, esta vez sobre Juan Pablo Pereyra, que Sebastián Habib decidió obviar.

Difícil es encontrar explicaciones para este traspié. Pero más aún para la floja campaña de local hasta aquí, teniendo en cuenta que tan solo se han sumado 4 de los 15 puntos en juego en Rosario. Ahora será tiempo de descansar y trabajar sobre todo en lo anímico, pensando en lo que será la visita a Excursionistas del próximo miércoles.

 

Alejandro López Vega

Foto: Juan José García