submit2
Inicio / Tarde gris

general      09-09-2017
Tarde gris
imagen

Córdoba no tuvo su mejor partido en el debut como local y apenas se llevó un empate ante Cambaceres. Alfredo Resler había abierto la cuenta, mientras que Jonathan Fernández puso el 1 a 1 final. Debutó Juan Pablo Pereyra, en tanto que César Delgado se retiró con una contractura.

Después de dos meses, el Gabino Sosa volvió a vestirse de azul y rojo para recibir al Charrúa en este nuevo torneo de la C. Con un marco de gente realmente bueno y un clima que terminó siendo más apacible de lo esperado, parecía estar todo dado para ser una tarde redonda.

Lamentablemente, lo que falló fue lo más importante: el fútbol. Es que, perjudicado por un campo de juego muy complicado, los azules tuvieron dificultades para dominar el trámite y sólo pudieron imponer su juego en los primeros 20 minutos.

En ese lapso llegó la apertura del marcador por medio de un cabezazo de Alfredo Resler, quien al igual que ante Argentino de Quilmes, fue uno de los puntos altos del equipo.

Esa leve superioridad en el juego se fue diluyendo con el correr de los minutos y la visita emparejó las acciones. A los 27', un pelotazo frontal encontró a Jonathan Fernández fuera del área y despegado de Juan Casini, su marca. El delantero ex Laferrere buscó bajarla para Ismael Villalba que ingresaba por el centro, pero la pelota quedó en las manos de Giroldi. Esta jugada, a priori intrascendente, sería un aviso de lo que vendría luego.

Instantes más tarde, ante una situación calcada, esta vez Fernández optó por la individual, giró y sacó un remate inatajable que se coló junto al palo para sellar el 1 a 1. El gol en contra fue difícil de asimilar para el Matador, que en el resto de esa etapa inicial no pudo reaccionar.

En el comienzo del complemento, más allá de una situación inmejorable que tuvo Casini tras una pelota parada, Córdoba siguió mostrando falencias del medio hacia arriba y empezó a hacerse evidente la necesidad de un cambio en el ataque. Ariel Cuffaro Russo leyó esto y mandó a la cancha a César Delgado y Juan Pablo Pereyra, pero sorpresivamente decidió sacar a Juan Fernández, quien era el hombre más claro en lo conceptual.

Los toques de calidad del Chelito acercaron al Charrúa al arco de Arias Navarro, primero con una definición de emboquillada que quedó corta y después con un desborde y centro por la izquierda que Pereyra no llegó a empujar. Desafortunadamente, una contractura obligó al ex Lyon a abandonar el campo de juego a 20 minutos de su ingreso, en lo que pareció un golpe anímico y futbolístico del que el equipo no se volvió a recuperar.

Ya sin Fernández ni Delgado en cancha, la falta de fútbol se hizo evidente y Cambaceres lo aprovechó para adelantarse en el terreno. Ahí fueron claves las intervenciones de Giroldi, que sacó primero un cabezazo y más tarde un disparo que tenían destino de red.

El pitazo final de Porticella dejó una sensación amarga en Barrio Tablada. Una tarde que prometía ser de júbilo terminó cerrándose con apenas tibios aplausos. Eso sí, hay confianza en los nombres, y esperanza de ver crecer a este equipo con el transcurrir de las fechas.


Alejandro López Vega
Foto: Juan José García