submit2
Inicio / Todo mal

general      12-05-2017
Todo mal
imagen
Central Córdoba tuvo una tarde negra en el sur del Gran Buenos Aires: cayó 2 a 0 ante Berazategui por los goles de Maciel, mientras que Juan Carlos Lescano falló un penal, Leonardo Romero se fue expulsado y tres titulares quedaron afuera por diferentes problemas físicos.
 
El día y la noche. Así de marcado es el contraste entre el Charrúa que vimos hace una semana contra Italiano y el de esta tarde ante Berazategui. Para colmo, la caída de hoy no fue una más: enfrente estaba un rival directo en la lucha por no descender, por lo que pasó una gran oportunidad para descontar diferencia y tomar algo más de aire.
 
Se dio uno de esos partidos en los que verdaderamente no sale una. Córdoba no sólo jugó probablemente su peor partido en todo el campeonato y fue superado con claridad por un flojísimo Berazategui; sino que además sufrió otros inconvenientes que sin dudas repercutirán negativamente en el futuro cercano.
 
Ya en la previa, Ariel Cuffaro Russo se vio obligado a hacer debutar a Cristian Sgotti como lateral izquierdo en lugar del lesionado Lalo Pérez. Luego, durante el transcurso del partido, Marcelo Zaen y Federico Ferrari debieron ser reemplazados también por cuestiones físicas. Y por si fuera poco, el arquero Romero vio la roja por una dura falta cuando el partido ya estaba liquidado. Todo esto generará más de un dolor de cabeza al DT pensando en lo que viene, principalmente teniendo en cuenta que la próxima fecha será entre semana.
 
Más allá de todo, hubo un encuentro. Y uno realmente muy malo de Central Córdoba. De principio a fin se vio doblegado por el Naranja y jamás pareció mentalizado de la importancia de lo que había en juego.
 
A los 22’ llegó la apertura del marcador: tras una pelota parada y una serie de rebotes siempre ganados por el local, Jonathan Maciel definió de zurda en el centro del área y gritó el primero. Diez minutos más tarde, el propio Maciel aumentó la diferencia con un anticipo, tras centro desde la derecha de Arbelo. Sobre el final de la etapa, los azules insinuaron una reacción que tuvo su punto cúlmine con el penal fallado por Juan Carlos Lescano.
 
El complemento estuvo de más. Pese a un par de intentos de descontar (incluida una atajada tremenda del arquero González ante cabezazo de Migueles), la victoria de Bera jamás corrió peligro, a la vez que de contraataque la ventaja podría haberse estirado.
 
Lo único positivo de la jornada fue la caída de Argentino de Merlo a manos de Laferrere, lo cual permite a Central Córdoba mantenerse en la misma línea que la Academia. Al mismo tiempo, habrá que esperar una mano de Cañuelas en su visita de mañana a Cambaceres. De no encontrar regularidad en el juego, inevitablemente la historia será así hasta el final del torneo…
 
 
Alejandro López Vega