submit2
Inicio / Más de lo mismo

general      20-01-2017
Más de lo mismo
imagen
En las semifinales de la Copa Ascenso Federal, Central Córdoba repitió el flojísimo nivel que tuvo en el cierre de 2016 y cayó por penales en el clásico frente a Argentino, tras empatar 0 a 0 a lo largo de los 90 minutos. Además, Juan Carlos Lescano se fue expulsado por doble amarilla. Los dirigidos por Daniel Moscetta volverán a jugar mañana ante Santa Clara, en el duelo por el tercer puesto.
 
Nada positivo puede rescatarse en Barrio Tablada del clásico de esta tarde. Toda la expectativa generada en torno al primer duelo ante Argentino en los últimos 12 años se esfumó a partir de una presentación para el olvido.
 
Es que en lo futbolístico no cambió nada. El arranque de este 2017 pareció una continuidad del año pasado, con un equipo que evidenció las mismas falencias que tan claramente podían percibirse en los últimos cotejos del Campeonato de la C.
 
Falta de fluidez en el manejo de la pelota, escasa o nula imaginación a la hora de crear y ausencia casi total de situaciones de riesgo convierten a este Central Córdoba en un deslucido y mezquino conjunto, que depende exclusivamente de un arresto individual o un balón detenido para desnivelar.
 
El desarrollo del partido tuvo las características habituales de un encuentro de pretemporada, exacerbadas por el hecho de tratarse de un clásico y con el agravante de un pésimo campo de juego. Ninguno de los dos arriesgó demasiado, se corrió y luchó más de lo que se jugó y la pelota pasó demasiado tiempo en el aire.
 
Con este panorama, los 45 iniciales mostraron una leve superioridad de Argentino, que pareció exhibir un funcionamiento algo más aceitado y contó con la más clara en los pies de Facundo Camafreita, que se encontró mano a mano con Romero y definió con un tiro suave, lo que permitió a Alfredo Resler despejar en la línea.
 
Los azules, por su parte, tuvieron la oportunidad de abrir el marcador a través de un tiro de esquina, que encontró la cabeza del propio Resler y obligó a una salvada in extremis de la defensa “salaíta”.
 
En el complemento, Córdoba mejoró, en parte, su imagen y al menos pudo imponerse en el dominio territorial, aunque sin lograr incomodar al arquero Lucas Rodríguez. El único acercamiento llegó por parte de Juan Carlos Lescano, con un remate lejano y sin demasiado peligro. Los dirigidos por Marcelo Vaquero, que en la segunda mitad apostaron decididamente a la contra, tuvieron otra vez un mano a mano que Camafreita no pudo definir con precisión.
 
Cabe destacar que sobre el cierre, el “Matador” se quedó con un hombre menos por la equivocada expulsión de “Tate” Lescano, quien recibió una injusta segunda amarilla y debió abandonar el campo de juego antes de tiempo.
 
El desenlace lógico de un trámite chato y deslucido fue la igualdad 0 a 0 y la consiguiente definición por penales. Allí, Argentino tuvo cien por ciento de eficacia y anotó sus seis lanzamientos; en tanto que para el “Charrúa” convirtieron Mustachi, Rocca, Godoy, Resler y Lazo, mientras que Renzo Funes perdió el duelo con el arquero rival.
 
La derrota desde los doce pasos llevará a los dirigidos por Daniel Moscetta a presentarse nuevamente mañana para dirimir el tercer puesto ante el club Santa Clara, que ayer cayó frente a Banfield de Mar del Plata.
 
Al margen de todas estas cuestiones, está claro que el resultado queda en un segundo plano. Lo realmente preocupante es el rendimiento. Cuesta imaginar un buen 2017 si se continúan repitiendo actuaciones como la de hoy, y Central Córdoba no puede darse el lujo de tener otro mal año.
 
 
Alejandro López Vega
Foto: Juanjo Cavalcante