submit2
Inicio / Recuperó la sonrisa

general      27-09-2016
Recuperó la sonrisa
imagen
Central Córdoba derrotó 2 a 0 a Argentino de Merlo en el Gabino Sosa y se repuso de la caída ante Luján de la última fecha. Los goles fueron convertidos por Cristian Godoy y Marcelo Zaen; en tanto que Damián Gutiérrez fue expulsado en la visita. De esta forma, los dirigidos por Oscar Santángelo alcanzaron el segundo puesto de la tabla, a una unidad del líder, El Provenir.

En líneas generales, el arranque en estas cinco fechas que se llevan jugadas en el torneo de la C está a la altura de las expectativas. Tres victorias, un empate y sólo una caída han posibilitado al Charrúa instalarse en el pelotón de arriba y alimentar el sueño de ascenso.

El nivel exhibido en el 2-0 ante Argentino de Merlo seguramente ha estado lejos de ser brillante; pero aún así bastó para marcar una amplia superioridad sobre el rival y justificar con creces el triunfo.

A lo largo de los primeros 45 minutos, los azules tuvieron un control absoluto sobre el terreno y el campo (acentuado por la expulsión por doble amarilla de Damián Gutiérrez a los 33’) pero jamás pudieron traducir esa superioridad en situaciones de riesgo. Apenas un remate de David Solari desde afuera del área que salió pegado al palo puede destacarse.

En ese contexto, los puntos altos del equipo estuvieron en Renzo Funes, la indiscutible figura de la tarde; Bruno Milanesio y Cristian Sánchez, que dio señales de empezar a recuperar el desequilibrio individual que supo tener en los campeonatos anteriores.

El inicio del complemento mostró las mismas circunstancias: un Córdoba dominador y con paciencia para mover la pelota de un lado a otro, aunque sin la lucidez para encontrar los espacios y la profundidad en los metros finales.

Como suele suceder, la llave para abrir este tipo de partidos estuvo en la pelota parada. A los 8’, Marcelo Zaen envió un córner desde la derecha que conectó de cabeza Cristian Godoy, quien con un poco de ayuda del arquero Aurrecochea, marcó su primer tanto en Barrio Tablada.

Contrario a lo que podía imaginarse, con la ventaja el Matador no mantuvo la postura de ser el dominador absoluto de las acciones y comenzó a ceder protagonismo a un Argentino de Merlo que, aún con uno menos y sin ningún tipo de argumento futbolístico, se adelantó en el campo e inquietó con algunas aproximaciones.

Los ingresos de Leonardo Borzani y Juan Carlos Lescano no aportaron demasiado para torcer ese panorama, y recién sobre el final llegó la tranquilidad. Con el desgaste lógico de jugar desde el primer tiempo con uno menos, la visita empezó a dejar espacios y aparecieron las oportunidades de gol. Federico Ferrari lo desaprovechó en dos oportunidades; pero ya sobre el tiempo cumplido, habilitó a Zaen para que éste defina ante la salida del arquero rival y sentencie la historia.
 
Los tres puntos conseguidos posibilitan que el Charrúa se ponga a uno de la cima, hoy en propiedad de El Porvenir (aunque podrían ser dos, si Luján gana su partido). Sin dudas habrá cuestiones para corregir, pero será mucho más fácil hacerlo desde la tranquilidad de los resultados positivos.
 
Alejandro López Vega