submit2
Inicio / Victoria agridulce

general      24-07-2016
Victoria agridulce
imagen
Por la ida de los cuartos de final de la Copa Santa Fe, el Charrúa jugó un buen partido ante Sportivo Las Parejas y se llevó un triunfo 2 a 1 que, de todas formas, no dejó total satisfacción. El descuento sobre la hora y la lesión de Guido Gardeano opacaron una actuación más que convincente del conjunto de Barrio Tablada.
 
Nadie puede negar que esta nueva versión del Central Córdoba de Oscar Santángelo está mostrando una clara curva ascendente de rendimiento. En lo que va del semestre, cada actuación ha sido superadora de la anterior; y si comparamos aquella victoria por penales frente a San Jorge con el cotejo de hoy, el contraste es indiscutible.
 
Es que el 2 a 1 final termina siendo un resultado mentiroso, ya que bien podría haber sido 3 a 0 si en una de las últimas acciones Juan Fernández ganaba el duelo mano a mano con el arquero Colombo, cosa que evidentemente no sucedió y cuyo contraataque desembocó en el tanto de Sportivo.
 
Los azules fueron claros dominadores del trámite durante la mitad del primer tiempo y gran parte del segundo, mostrando cada vez mayor solidez defensiva (cuestión que ya se había visto ante Huracán) y agregándole una buena cantidad y calidad de toques de mitad de cancha en adelante.
 
Uno de los pilares del triunfo fue Leonardo Romero, que respondió cada vez que lo llamaron y tapó varios remates complicados, incluido un penal al ex charrúa Juan Acosta cuando se terminaba la etapa inicial. En el Chino, Córdoba parece haber encontrado al arquero que hacía tiempo estaba buscando.
 
También se destacaron los zagueros Cristian Godoy y Alan Ledesma, este último autor del primer tanto luego de capturar un rebote dentro de área; la dupla de volantes centrales conformada por Brian Meza y Guido Gardeano, mejorando ambos sus rendimientos con relación a partidos anteriores; y Federico Ferrari, quien con el correr del tiempo se va reencontrando con su mejor versión. Fue justamente el Toto quien estuvo cerca de ampliar ese 1-0 parcial, cuando a los 15’ del segundo tiempo sacó un bombazo desde lejos que explotó en el travesaño.
 
Ya con David Solari en cancha, llegó el segundo tras una buena acción colectiva: la inició Marcelo Zaen sobre la derecha; jugó una doble pared, primero con Leandro Figueroa y luego con el ex Olimpo e Independiente; se metió en el área y envió un centro al segundo palo para la aparición de cabeza de Gerardo Pérez, quien la acomodó junto al poste para desatar un nuevo festejo.
 
En los restantes 10 minutos de juego, sólo llegaron malas noticias. En primer lugar la increíble lesión que sacó del partido a Gardeano y que seguramente termine confirmándose como rotura del tendón de Aquiles de su pierna izquierda. Más tarde, y ya sobre la hora, la fatídica jugada que se inició con Juan Fernández desperdiciando un mano a mano y que terminó con el otro Fernández, Maximiliano, convirtiendo el descuento de la visita con un zurdazo fuerte y bajo.
 
Tras este 2-1 la serie quedó indiscutiblemente abierta, aunque la sensación es que el Charrúa es más que su rival, y que con un rendimiento similar al de hoy, la revancha en Las Parejas puede culminar con un final feliz.
 
Alejandro López Vega