submit2
Inicio / Que se termine ya

general      09-06-2016
Que se termine ya
imagen
En un partido repleto de polémicas, Central Córdoba cayó como local 2 a 1 ante Excursionistas en el Gabino Sosa y se despidió del torneo en condición de local. Cristian Cuffaro Russo convirtió el gol charrúa, en tanto Gonzalo Vivanco marcó por duplicado para la visita. Adrián De León falló un penal sobre la hora.
La derrota frente a Excursionistas no fue una más. El pitazo final de Cristian Benítez dejó una sensación extraña en Barrio Tablada y pareció marcar el fin de una etapa para muchos de los integrantes del plantel.
El trámite del partido fue extremadamente cambiante y tuvo de todo: goles, giros en el marcador, expulsiones y hasta un penal errado en el final. En el análisis del juego, Córdoba jugó de igual a igual ante el que llegaba como uno de los punteros y, durante buena parte del encuentro, fue incluso superior.
Claro está que no puede obviarse un factor determinante como fue la expulsión en el inicio del hombre del Villero, Héctor García. Con el jugador de más, los dirigidos por Oscar Santángelo pudieron imponer su juego y alcanzaron la ventaja gracias al gol de Cristian Cuffaro Russo a la salida de un córner.
Los minutos siguientes a la apertura del marcador, así como el comienzo del segundo tiempo, mostraron a un Charrúa mejor parado en el campo, con buenos rendimientos de Guido Gardeano y Ramiro Leone, chispazos de Cristian Sánchez y una buena aparición del juvenil Marco Colono, fundamentalmente en su faz ofensiva.
El quiebre llegó a los 12’ del complemento: un remate desde la puerta del área obligó a una buena respuesta de Alex Debiase, pero el rebote le quedó al recién ingresado Vivanco para empujarla e igualar las acciones. Instantes después, un error defensivo (uno más en este torneo) permitió al propio delantero visitante eludir al arquero azul y definir para dar vuelta la historia.
Con el baldazo de agua fría que significó encontrarse en desventaja tan repentinamente, al Matador le costó volver a meterse en partido. Recién reaccionó sobre el final, en una jugada en la que la defensa visitante despejó la pelota sobre la línea tres veces; la última de ellas con una mano. Benítez no dudó y sancionó la pena máxima, además de expulsar a Lucio Nadalín. De la ejecución se hizo cargo Adrián De León, pero el remate fue muy débil y anunciado, y permitió al arquero Yovino ahogar el grito de gol. Luego sólo quedó tiempo para una roja más en la visita, en este caso a Diego Leguiza.
De esta forma se despidió Central Córdoba de su gente, con una derrota esperable teniendo en cuenta el rival, pero completamente ilógica desde el desarrollo. Afortunadamente, sólo resta una fecha para la finalización del campeonato. Tras el duelo en Burzaco del próximo sábado, será turno de barajar y dar de nuevo. Si el objetivo será ascender, es indiscutible la necesidad de una renovación.

Alejandro López Vega