submit2
Inicio / No lo pudo aguantar

general      22-05-2016
No lo pudo aguantar
imagen
 Central Córdoba estuvo arriba en el marcador durante casi todo el encuentro ante Berazategui gracias al gol de Marcelo Zaen, pero sobre el final la visita alcanzó la igualdad a través de un cabezazo de Alejandro Gutiérrez. Lalo Pérez sumó su quinta amarilla y no podrá estar frente a CADU.
 
Con la tranquilidad de saberse salvado del descenso a raíz de la derrota de Liniers a manos de Deportivo Merlo, el Charrúa encara un final de campeonato en el que el principal objetivo es afianzar el juego colectivo y los niveles individuales en pos de sentar las bases para el armado del equipo que afrontará la próxima temporada.
 
En ese sentido, el empate ante Berazategui seguramente deja cuestiones positivas. Es que los dirigidos por Oscar Santángelo tuvieron, en el primer tiempo, buenos pasajes de fútbol, con conexiones interesantes entre los hombres de buen pie de mitad de cancha en adelante. En el debe queda, como un calco de la caída contra J.J. Urquiza, sostener ese rendimiento a lo largo de los 90 minutos.
 
Lo mejor de los azules estuvo en el mediocampo. El punto más alto fue sin dudas Marcelo Zaen, figura excluyente de la tarde y autor del gol a los 19’, con un derechazo fuerte y cruzado tras una buena jugada colectiva. Un escalón por debajo aparecen Ramiro Leone, quien jugó seguramente uno de sus mejores partidos en esta etapa en Central Córdoba, y Renzo Funes, de a poco intentando volver al nivel superlativo que supo tener durante 2015. Una mención especial merece Adrián De León, que resolvió prácticamente siempre de forma correcta, a pesar de no ser bien asistido.
 
Uno de los grandes ausentes de la tarde fue Juan Fernández. El Enano tuvo poca participación y se mostró llamativamente impreciso. Por su parte, Cristian Sánchez alternó buenas y malas, y no logró ser ese jugador desequilibrante en los metros finales. El bajo rendimiento de estos dos, los “distintos” que tiene el Charrúa, es una buena explicación para la escasa diferencia de un gol con la que terminó la etapa inicial.
 
El complemento fue otra historia. En parte condicionado mentalmente por la obligación de mantener la ventaja y en gran medida empujado por un rival que necesitaba la victoria para no perderle pisada al líder Laferrere, Córdoba se retrasó en el campo y regaló la tenencia de la pelota. El DT intentó contrarrestar esto con los ingresos de Guido Gardeano y Lucas Moya, pero fue en vano.
 
Aún sin tener gran imaginación, el Naranja fue claro dominador del trámite y terminó alcanzando el merecido empate en tiempo cumplido, gracias a un cabezazo de Alejandro Gutiérrez que superó la resistencia del arquero Mus. Y eso no fue todo, porque en la última bola de la tarde Nahuel Pombo estrelló en precioso remate en el ángulo derecho, lo que hubiera significado la victoria visitante.
 
En definitiva fue igualdad. Un punto que deja un sabor amargo por lo cerca que estuvo el festejo, pero que termina siendo justo. Ahora será turno de visitar a Defensores Unidos de Zárate, en un duelo en el que no podrá estar Gerardo Pérez por haber acumulado cinco amarillas. Será una buena oportunidad para que Oscar Santángelo siga probando variantes pensando en el próximo torneo.
 
                                                                                                           Alejandro López Vega