submit2
Inicio / Un equipo, dos realidades

general      16-05-2016
Un equipo, dos realidades
imagen

Central Córdoba perdió 3-0 ante JJ Urquiza como visitante, pero hubo dos caras del equipo. Contó con chances claras de gol, pero falló y el rival no lo perdonó. Leandro Figueroa se fue expulsado en el complemento.

Un equipo, dos realidades. En el primer tiempo, el Charrúa tuvo las opciones, no las convirtió y su rival, sí. En el complemento, se cayó por completo y terminó recibiendo tres goles, que podrían haber sido más.

El cotejo arrancó con un Matador buscando sorprender a un JJ protagonista del campeonato, que necesitaba el triunfo para seguir prendido en la lucha. La primera llegada del Azul fue a los 6, con una contra que encabezó Cristian Vella, quien tocó para Marcelo Zaen, que definió con un remate alto. Minutos más tardes, Cristian Sánchez reventó el palo derecho del arquero local, que nada podía hacer ante el disparo del Pato. La respuesta del Celeste fue con un potente remate de Ángel Ríos, que tapó de buena manera Facundo Mus, quien volvió a intervenir de gran forma ante un mano a mano con Nicolás Mamberti. El portero fue uno de los pocos puntos altos que tuvo el Charrúa en este encuentro.

Otra chance del Matador estuvo en los pies de Adrián De León, pero definió afuera un centro atrás de Sánchez, tras un desborde por el sector izquierdo. Pero cuando se terminaba la primera mitad, y la gente de Loma Hermosa se empezaba a poner nerviosa, la tranquilidad llegó con un tanto que fue un golpe al mentón del Azul: un desborde de Leandro Scornaienchi por la derecha de la ofensiva, envió el centro y por el medio apareció Mariano Díaz, que con un cabezazo certero puso el 1-0 para los dirigidos por Mariano De La Fuente. Antes del final del primer tiempo, Facundo Mus volvió a taparle un remate desde afuera del área a Ángel Ríos, que era aumentar la ventaja del local.

En el complemento, ya nada fue lo mismo. A los 11 minutos, un centro al área del Charrúa, se encontró con una falla de la defensa rosarina, y quien aprovecho este desentendido fue Ríos, quien definió desde el punto penal para poner el 2-0, que ya desvirtuó el partido.

De allí en adelante, el cotejo cambio por completo. El local contó con varias chances de gol para liquidar el encuentro, mientras que Córdoba fue con ganas, pero sin ideas claras para poder descontar.

El golpe final llegó a los 42, con un mal despeje de Mus, un desborde por izquierda y centro atrás del capitán Nicolas Mamberti, para que el ingresado Lucio Cereseto, solamente tuviero que empujar la pelota para poner lo que sería el 3-0 definitivo para el Celeste.

Una dura derrota, ante un rival que solo supero al Charrúa después de abrir el marcador, lo que significó un golpe anímico para el equipo azul, que deberá trabajar en esto, si quiere volver a ser ese equipo que había mostrado una mejoría en el encuentro ante Cañuelas.

La próxima fecha enfrentará a Berazategui como local, el sábado a las 15.30 en el Gabino Sosa, y necesitará dejar los tres puntos en casa para olvidarse prácticamente del tema promedios, y más que nada, para reencontrarse con un buen juego, si es que quiere revertir esa imagen que dejó en Loma Hermosa.

                                                                                                        Juanjo Cavalcante