submit2
Inicio / Se cumplió la máxima

general      08-05-2016
Se cumplió la máxima
imagen
 En el estreno de Oscar Santángelo como DT, Central Córdoba se impuso por 3 a 1 a Cañuelas en el Gabino Sosa y empieza a respirar con tranquilidad en la pelea por no descender. Marcelo Zaen en dos ocasiones (la primera de ellas con un penal insólito cobrado por el árbitro Broggi) y Guido Gardeano anotaron para los azules, en tanto que Mariano Campodónico descontó. Renzo Funes llegó a la quinta amarilla y no estará ante J.J. Urquiza.
 
El cuarto ciclo del Cabezón Santángelo como entrenador en Barrio Tablada arrancó de la mejor manera. Es que el Charrúa pudo cosechar su tercer festejo en este sufrido Torneo de la Primera C y se acomodó un poco mejor en la tabla de los promedios, donde hoy aparece casi salvado.
 
Desde el comienzo Córdoba evidenció su intención de ser protagonista. Con un planteo ofensivo, juntando a varios hombres de buen pie en la mitad de la cancha, en la primera mitad generó varias situaciones de riesgo que no pudo cambiar por gol. Las más claras fueron de Juan Fernández, primero con un mano a mano en el que definió de forma defectuosa y más tarde con una jugada individual y remate desde afuera del área que se estrelló en la base del palo.
 
No obstante, más allá de la leve superioridad que los azules demostraron, Cañuelas también encontró espacios de contraataque para lastimar. Y ahí fue donde apareció uno de los puntos altos del equipo: Facundo Mus. El arquero (de los mejores junto a Lalo Pérez) siempre se mostró seguro y respondió en los momentos claves, desviando varios disparos que tenían destino de red. La más peligrosa de ellas fue sobre el final de la etapa, cuando despejó con los pies y sobre la línea una definición de Rodrigo Rivas.
 
El complemento fue bien distinto. Durante los primeros 20 minutos el trámite no tenía un claro dominador y escaseaban las acciones de riesgo, hasta que un fallo arbitral cambió la historia. Tras un centro desde la derecha de Leandro Figueroa, Adrián De León capturó la pelota en el área y la tocó con la mano, pero increíblemente el referee Jorge Broggi sancionó penal, entendiendo que el responsable había sido un defensor visitante. De la ejecución se hizo cargo Marcelo Zaen y, con un derechazo fuerte y bajo, puso el 1 a 0.
 
A partir de ahí, el desarrollo sufrió un giro de 180 grados. Con un Cañuelas jugado en ataque en busca de la igualdad, Córdoba aprovechó los espacios y amplió la diferencia gracias a una corrida del propio Zaen, que dejó en el camino al arquero Moyano y definió con el arco vacío.
 
La tranquilidad de tener dos goles de ventaja y un triunfo casi consumado se vio sacudida por el descuento de Mariano Campodónico de tiro libre, cuando ya transcurría el tiempo de descuento. No obstante, en la siguiente acción De León quedó mano a mano con el guardavalla rival y jugó la pelota hacia atrás para la llegada de Guido Gardeano, que sentenció la historia con un toque suave.
 
Los tres puntos sirven y mucho. Por un lado, para escaparle a los últimos lugares de la tabla de promedios y engrosar el colchón de unidades para la próxima temporada; por otro, para ganar en tranquilidad y optimismo, y así encarar de la mejor manera las cinco fechas finales del Torneo y el duelo ante Huracán por Copa Argentina.
 
                                                                                                           Alejandro López Vega