submit2
Inicio / De pie

general      09-12-2015
De pie
imagen
 Córdoba igualó 0 a 0 en su visita a Talleres, no pudo revertir el resultado de ida y jugará un torneo más en Primera C. No obstante, los dirigidos por Ariel Cuffaro Russo cerraron un 2015 indudablemente positivo, dando pelea hasta el final y recibiendo el reconocimiento generalizado del hincha. Ya se empieza a pensar en el próximo año.
 
De pie se despidió el equipo, dejando todo hasta el último segundo en Remedios de Escalada en pos de lograr un gol que lleve la serie a penales. Y de pie debe estar el hincha, aplaudiendo y reconociendo a un “Charrúa” que brindó, por lejos, muchas más satisfacciones que tristezas.
 
La última imagen es la de la derrota, la del rival festejando y la de un objetivo que no se pudo cumplir; pero a no confundirse. El balance de este 2015 debe ser altamente positivo. Siempre habrá que recordar dónde y cómo se arrancó, y desde ese punto de partida analizar el recorrido.
 
El año empezó con un Central Córdoba que llegaba de tres torneos consecutivos saliendo último, con un promedio inferior a 1,000 y con un pie en la D. Y culminó salvado del descenso con varias fechas de anticipación, clasificado a la Copa Argentina y a un gol de la Primera B Metropolitana. ¿Alguien puede reprochar algo a este grupo?
 
Claro que siempre quedará ese sabor amargo por ver escaparse un ascenso que estaba tan cerca. Es que esta final ante Talleres se definió en dos jugadas. Ese gol de Marcos Giménez y, sobre todo, el penal que no pudo convertir Fernando Resler. El resto fue absoluta paridad.
 
En Escalada estuvo claro que el protagonismo lo asumieron los rosarinos. A partir de un gran trabajo del bloque defensivo (arquero, defensores y volante central), el “Charrúa” construyó una solidez que le permitió adelantarse en el terreno e imponer condiciones.
 
Lo que falló, entonces, fue la otra mitad: la creación y el ataque. Con un impreciso Lucas Moya que aportó en cuentagotas, un intermitente Cristian Sánchez, un desaparecido Juan Fernández y un aislado Fernando Resler, la búsqueda de ese necesitado gol se hizo cuesta arriba.
 
Aún así el equipo se las ingenió y pudo generar aproximaciones. Prueba de esto es que la gran figura terminó siendo Alejandro Granero, el arquero local, quien respondió ante un intento de globo de “Pato” Sánchez y un gran disparo del “Enano” Fernández. También lo tuvieron Moya y Moreira, con definiciones en el área que salieron desviadas.
 
La última fue  una arremetida de Sebastián Piccardo que se fue por arriba. Luego sólo hubo tiempo para el pitazo final de Lucas Di Bastiano que selló el 0 a 0 y terminó con las aspiraciones de ascenso.
 
Una vez que pasen la bronca y la desilusión, se empezará a diagramar el Central Córdoba modelo 2016. Todo parece indicar que Ariel Cuffaro Russo, más allá de algunos llamados de clubes de categorías superiores, seguirá. Esa sería la primera buena noticia. Después será turno de armar el plantel, con muchos que han hecho méritos para seguir y otros que deberán ser evaluados; al mismo tiempo que se buscarán refuerzos en posiciones claves. De a poco se irá renovando la ilusión.
 
                                                                                                            Alejandro López Vega