submit2
Inicio / No lo pudo aprovechar

general      04-10-2015
No lo pudo aprovechar
imagen
 Central Córdoba tenía la gran chance de convertirse en el único puntero del campeonato, pero no logró pasar del cero ante Argentino de Quilmes en el Gabino Sosa. Fernando Resler falló un penal en el segundo tiempo y Adrián Leguizamón, arquero de la visita, fue la gran figura de la tarde.
 
 
En la previa estaba todo dado para que sea un día redondo. Buen tiempo, concurrencia de público más que aceptable, enfrente un rival que no llegaba bien y la noticia de que más temprano había empatado Laferrere, el más inmediato perseguidor. Pero faltó lo más importante: la victoria “charrúa”.
 
El conjunto de Barrio Tablada no tuvo una de sus mejores tardes. Le costó manejar la pelota con fluidez y dominar las acciones del partido, y de a ratos perdió la mitad de la cancha ante un Argentino de Quilmes que mostró aún algunos rasgos de aquel equipo dirigido por Oscar Santángelo que en el comienzo del torneo supo ser el indiscutible puntero.
 
Pese a esto, Córdoba se las ingenió para crear varias situaciones de peligro en el arco contrario, y ahí fue donde apareció la figura de Adrián Leguizamón. En la etapa inicial, el arquero visitante respondió de gran forma ante un par de cabezazos de Alfredo Resler, otro de su hermano Fernando y un remate desde afuera de Cristian Sánchez que parecía colarse junto al palo derecho.
 
Y cuando no apareció Leguizamón, los que fallaron fueron los atacantes “charrúas”. Fernando Resler definió por arriba cuando se encontraba de cara al arco, tras un gran contraataque; y el propio “Pato” Sánchez remató de aire apenas desviado luego de un pase en profundidad de Cristian Vella.
 
El “Mate”, por su parte, contó con una oportunidad inmejorable para abrir el marcador en ese primer tiempo: a los 30’ Cristian Tello envió un centro desde la izquierda y encontró la solitaria cabeza de Sergio Valenti, que la quiso acomodar junto a un palo y obligó a una reacción bárbara de Matías Giroldi para mandarla al córner.
 
En el segundo tiempo la historia fue distinta. La visita empezó a ganar terreno y llevó a que Central Córdoba caiga en imprecisiones y en una tenencia intrascendente. Sin dudas el ingreso de Juan Fernández debió llegar antes, y no promediando el complemento. El “Enano”, aun habiendo tenido escasa participación, fue partícipe de casi todo lo generado por los azules. Primero habilitó a Sánchez para un remate de zurda que atajó Leguizamón y luego probó con dos disparos desde afuera que salieron apenas anchos.
 
La jugada más importante del cotejo llegó a los 31’ de la complementaria. Comesaña sancionó un claro penal por falta dentro del área a “Pato” Sánchez cuando se encaminaba para definir. Como es costumbre, de la ejecución se hizo cargo Fernando Resler, pero esta vez el desenlace no fue el esperado y su remate salió mordido y muy desviado.
 
El sabor amargo que dejó el empate fue consecuencia directa de la oportunidad desperdiciada desde los doce pasos; del hecho de saber que ese gol podría haber significado la punta en soledad. Ahora será turno de esperar una mano de Lamadrid en su visita a San Telmo… difícil, está claro.
 
                                                                                                        Alejandro López Vega