submit2
Inicio / Tiembla la Isla

general      23-09-2015
Tiembla la Isla
imagen
 Central Córdoba ganó el partido postergado en cancha de Juventud Unida y se puso a tres unidades del líder San Telmo. El único gol del encuentro lo marcó Gerardo “Lalo” Pérez (foto) a los 28 minutos del primer tiempo, de cabeza tras un tiro de esquina. Los azules, ahora más que nunca, se ilusionan con el campeonato.

 
Cuatro meses y diecinueve días, ocho partidos, una rueda entera. Todo ese tiempo debió pasar para que el “Charrúa” vuelva a ganar fuera de casa, para que se traiga tres puntos a Rosario de la misma forma que había hecho en aquella lejana victoria ante Excursionistas de la fecha 12.
 
Está claro que las rachas están para romperse, y en la tarde de hoy en el oeste del Gran Buenos Aires, los azules rompieron varias. Es que, además, hilvanaron dos festejos en forma consecutiva después de nada menos que 17 partidos. Y por último, Gerardo Pérez tuvo su bautismo en la red con la camiseta “charrúa”.
 
Se hace extremadamente complicado analizar el trámite del encuentro. El pésimo estado de un campo de juego que, ya de por sí, es de dimensiones reducidas, hizo que el juego se desnaturalice. A pesar de esto, el desarrollo se puede dividir claramente entre el primer y segundo tiempo.
 
En la etapa inicial fue Córdoba el que más propuso, impulsado por la necesidad de ganar para seguir metido en la pelea por el título. En el arranque lo tuvo Alfredo Resler con un cabezazo que salió cerca del arco defendido por Jonathan Zarza. La siguiente, también a través de una pelota parada, terminó en el único grito de la tarde: córner desde la izquierda que peinó Resler para que aparezca “Lalo” Pérez, la empuje y ponga arriba al visitante en 28 minutos.
 
Con la ventaja, el “Matador” mostró sus mejores pasajes de fútbol y pudo definirlo. Primero con un remate de Lucas Moya dentro del área que salió cerca del palo derecho; y luego con un bombazo lejano de Cristian Sánchez que se estrelló en el travesaño, cuando el 1 local ya nada podía hacer.
 
En el complemento la historia fue distinta. Juventud Unida salió a jugar mucho más adelante, y fue obligando al conjunto de Barrio Tablada a refugiarse y salir de contra. De todas maneras, en ningún momento logró crear peligro, y se terminó desdibujando con centros casi siempre rechazados por la defensa rosarina. Sobre el final, Juan Fernández pudo marcar el 2 a 0 tras un buen desborde de Bruno Zabala, pero la definición no fue del todo buena y le dio la chance a Zarza de controlar el balón.
 
Con el pitazo final de Colombo, Central Córdoba se puso a sólo tres unidades de la punta a falta de siete fechas. Le mete presión a San Telmo, afianza su lugar en zona de reducido y, poco a poco, se va olvidando de la pelea de abajo.
 
 
                                                                                                          Alejandro López Vega